domingo, septiembre 11, 2005

El otoño tiene algo de especial






Hoy comienzo este cuaderno de escuchas para que nunca más vuelva a olvidar esa canción que aquella tarde me devolvió una sonrisa, o aquella otra que me encogió el corazón.

Las canciones que escucho, si las junto todas una detrás de otra, son como una banda sonora de mi vida, y este cuaderno es como un diario musical. Los beats son los latidos del corazón y el roce de las hojas secas contra la suela de mis zapatos son como un sampler fulminante que apenas me deja respirar.

Una cosa más... cuando era un niño, por estas fechas que comenzaba el colegio, siempre intentaba cuidar al detalle mis nuevos cuadernos: no me gustaban los borrones, ni las manchas del tipex, tampoco las letras de trazo descuidado, ni las faltas de ortografía. Al final, irremediablamente, cada cuaderno se llenaba de manchas y por fin comprendí que también ellas formaban parte de la vida del cuaderno, de mi vida.

Que ustedes lo disfruten.

1 Comments:

Anonymous Noe said...

Seguro que este nuevo Calippoblog no tiene desperdicio..
Estaré a la escucha.
Noe

11:01 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home