miércoles, julio 02, 2008

Las buenas cosas mal dispuestas


La vida desgasta. Es absurdo pero cierto. Uno se dedica durante años a resumir un concepto de felicidad y al final (o al principio) se da cuenta de que todo es tan efímero y frágil que se desgasta con sólo pasar la yema de los dedos por el borde.

Estos días podría haberme puesto a escuchar todos los discos, singles y ep's de Los Planetas sin parar, pero bastante tengo ya con las canciones que yo mismo compongo. Al final, contra todo pronóstico, he recuperado una canción que huele a nostalgia pero que sabe a absoluta felicidad, que sabe a otros años, a otras sonrisas, a otras bebidas compartidas en bares en los que sólo entraban amigos... He recuperado una canción que en su momento me hizo feliz y que ahora ha conseguido devolverme esa mirada que hace tiempo alguien me dijo que había perdido. Ayer esa misma persona, muchos años después, percibió en mi voz que algo de lo perdido había reaparecido, en mi voz, en mi mirada, en mis manos...


"Buenas cosas mal dispuestas" de La Buena Vida

'Soidemersol' es el mejor disco de La Buena Vida. Sencillo, elegante, vivo, melancólico, pequeñito y adorable. Es su mejor disco sin discusión. Las secciones de cuerda para orquestar las canciones convierten la voz de Irantzu y la guitarra de Mikel en intrumentos gloriosos y hacen que pongas carita de tonto mientras lo escuchas. 'Soidemersol' es uno de esos discos que tú no eliges, que te eligen a ti. 'Soidemersol' me puso en su día los pelos de punta, desde el primer al último segundo. "Buenas cosas mal dispuestas" es la canción que abre esta pequeña obra maestra de las miniaturas pop y casi explica todo el resto del disco: nostalgia, resignación y felicidad siempre incompleta. Pero por encima de todo, me traslada una sensación de bienestar parecida a la de la calma tras la tormenta. Un disco imprescindible para no temer a los peligros que supone vivir.

"Lo malo de la vida suele ser lo mejor
pues te hace sentir como un patán.
Lo bueno de la risa suele ser que al final
nadie quiere reír, sólo pueden llorar.
Lo triste que me siento mirando hacia atrás
Viendo que no hay nada..."


Demoledora.









Eso sí, no voy a decir que todo es una mierda, porque no sería ni cierto ni justo, y porque al fin y al cabo lo ángeles existen para algo, seguramente existen para ésto que me pasa. Mi ángel de la guarda particular me ha chivado al oído que todo va a salir bien.

Y yo le creo.

Más sobre La Buena Vida en el Cuaderno de Escuchas

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Trisssssste la canción... pero me gusta como escribes.

A ver si te animas!

A.

9:17 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Preciosa entrada, se nota que la melancolía le hace bien a la música.

Cuánto más me acerco a los 30, más resuena esa última frase (convertida en interrogante) en mi cabeza: ¿Todo va a salir bien? En ese momento el aroma es como el que hay justo antes de una tormenta.

jj

12:17 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

La vida es cíclica, y los sentimientos tienen forma de serpentina...
La unica certeza de que todo va a salir bien es vivir con intensidad cada segundo!!
Soy de palabra..te llamaré a los 28...:P

9:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home