lunes, abril 21, 2008

Punto y aparte, punto muerto (yo soy tu trébol de la suerte)



No sorprenderá, a quienes me conozcan un poquito, que el advenimiento de ese nuevo súper poder pop que encarna La Bien Querida (Ana Fernández-Villaverde para más señas), me deje la sangre helada y el corazón encogido. Si le sumas que hoy (y ayer, y antes de ayer, y antes de antes de ayer) estoy mitad inquieto, mitad alucinado, no es difícil darse cuenta de que me muevo como en el alambre al escuchar sus canciones de agónica actualidad. Mi actualidad, sobre todo.

¿Qué hace falta para ser feliz? ¿Qué le pedirías a tu trébol de cuatro hojas? ¿Qué pasa cuando no dices lo que debes decir, lo que tienes tantas ganas de gritar? ¿A dónde va el deseo cuando el deseo se parte en dos? Todas estas cosas, me parece interpretar, se pregunta La Bien Querida en su magnífica maqueta de título homónimo y que pronto Elefant Records convertirá en objeto tangible y adorable. Hace mucho daño escuchar según que cosas a según qué horas y en según qué momentos. Sus canciones duelen, pero emocionan y son tan simples y directas como el derechazo de un sentimiento a medio agotar en mitad del rostro.

Puedo pasar por ser tu trébol de cuatro hojas, pero en realidad... ¡cómo me gustaría escribirte canciones así de bonitas! (aunque mi gusto no siempre te guste... ni mi voz, ni mi ropa, ni mi amor desenfadado).


"Monte de piedad" de La Bien Querida


Ser consciente de la propia vida es casi la mejor y única manera de ser feliz. Un científico dejó escrito un día que lo que más le sorprendía del género humano era comprobar cuánto deseamos ver algo que no existe. Aunque lo decía pensando en ciencia, no deja de ser también cuestión de ino-ciencia. Por eso esta canción, porque habla de un desencanto tan profundo como el de darse cuenta de que uno está más triste de lo que le gustaría, y que va siendo consciente de su propia vida, muy a su pesar...

Es tan hermosa, tan inocente y genial que me tiemblan hasta las manos si transcribo la letra:

¿Qué pasaría si no existiera el infinito
ni el jardín definitivo?
¿Qué pasaría si el asteroide 'b6-12'
me lo he inventado yo?

A ti parece de momento no importarte.
A mí me está quitando el sueño.

¿Qué pasaría si nada de lo nuestro es cierto?
Yo me empeño en razonarlo
Si lo he creado en un universo de mentiras
para no ver la realidad.

Y si mañana no amanece en esta casa
y no te veo nunca más.

A ti parece que sigue sin importarte.
A mí en el fondo ya me está empezando a dar igual.





Tan delicada que incluso puede ser verdad.





Todavía no hay vídeos en la Red donde se aprecie de verdad la belleza. En YouTube se pueden encontrar algunos trocitos de su actuación en la Joy Slava el pasado 29 de marzo, pero si quieres disfrutar de seis temas de alcance visita su MySpace, primero dale a "Monte de piedad" y no sufras demasiado. Después sigue escuchando porque a lo mejor te dice algo que es verdad.

2 Comments:

Anonymous marta_warring said...

En Salamanca han tocado este finde... descubrimiento maravilloso desde que salió en disco grande...

11:09 p. m.  
Anonymous Vii said...

uh!! ya no recuerdo qué andaba buscando en la web y llegué aca. buenisima cancioN!

buenisimo blog


saludos desde Chile

12:48 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home