miércoles, mayo 03, 2006

Delicioso





A veces existen momentos absolutamente perfectos que, de paso, coinciden con canciones absolutamente perfectas. Quizás tiene algo que ver que hoy sea un día gris, o que haya tenido que volver a arrastrame al trabajo, sin ganas, apático, sin ni siquiera media sonrisa, pero feliz al fin y al cabo. Porque han llegado por fin a mis oídos las melodías envueltas y escondidas en esta portada de círculos verdes, azules, rojos, naranjas, negros y amarillos.


"La mitad de nuestras vidas" de La Buena Vida

Creo que me hacían falta un disco y una canción así. Una tristeza deliciosa escapándose de los labios de Irantzu y atropellando todos los sentimientos encontrados al mismo tiempo. Eso es de momento 'Vidania', un placer musicoemocional a la altura del mismísimo 'Soidemersol'. Un disco para disfrutar los días que, como hoy, parecen tristes pero dejan entrever, en la tristeza, tu propia salvación.

"(...) primero reí, luego lloré... y te miraba...
Me dio por pensar y recordaba que llevamos casi la mitad de nuestras vidas,
yo parte de ti y tú de la mía.
Fui a recorrer lo que va de la luz al miedo
y te encontré justo en el medio (...).
Parece que somos como fuegos artificiales, vamos a brillar sólo un instante (...)".


Debería trasncribir la letra entera, porque no sé ni cómo explicar lo que siento al escucharla.









Como puede una canción afectarnos tanto, tanto, tanto...

4 Comments:

Blogger Iagui said...

Y al final siempre acabamos encontrándonos en medio de todo, las pistas del Razzmatazz, el hambre de sonrisas y la luz de verse rodeado de quien realmente quieres, digo, QUIERES.
No he escuchado la canción, pero tal vez no sea ya necesario, pues las personas transmiten más, las del día a día en la distancia, en las juergas, en los doblajes de Star Wars, el estatut y Jordi pujols. Un montón de abrazos que pronto pasarán inadvertidos... justo en medio, por más de un instante.

4:16 p. m.  
Blogger Iagui said...

Y al final siempre acabamos encontrándonos en medio de todo, las pistas del Razzmatazz, el hambre de sonrisas y la luz de verse rodeado de quien realmente quieres, digo, QUIERES.
No he escuchado la canción, pero tal vez no sea ya necesario, pues las personas transmiten más, las del día a día en la distancia, en las juergas, en los doblajes de Star Wars, el estatut y Jordi pujols. Un montón de abrazos que pronto pasarán inadvertidos... justo en medio, por más de un instante.

4:30 p. m.  
Blogger Iagui said...

UPS! pensé que no había salido...

TÍO!!!! no te quejarás! 3 comentarios en menos de madia hora!!!! estás en racha!
Ala nachin, que ya hablaremos, un abrazote

4:31 p. m.  
Blogger Hippogreen said...

Mi favorito de La Buena Vida sigue y seguirá siendo "Soidemersol". Y después "Hallelujah". Cuando escucho "Buenas cosas mal dispuestas" o "Los vientos" es como si se derrumbaran todas mis defensas. Es como el otro día. Decidí hacer caso a la "Poslemongirl" de Javier Álvarez y escuché mi cd con lo mejor de los Lemonheads. "Into your arms" me provocó una aflicción tan intensa que se parecía demasiado a la felicidad que nunca llega. A 1993 y a los sueños de entonces. A quien me descubrió para siempre a Evan Dando en mañanas de niebla. A todo lo que iba a hacer que me sucediese. Hay canciones que te afectan, que meten las manos dentro de tu corazón y hacen que gire a una velocidad insoportable. El otro día escuché el último disco de "La Buena Vida" y no me dijo nada en absoluto. Y sé que el fallo no es suyo.

3:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home