viernes, febrero 02, 2007

Viviendo de la leyenda




Suelo emocionarme cuando hablo de ciertos artistas de historia maldita. Héroes de un tiempo incierto. Cobardes de altas miras o valientes de cuartos oscuros. Él es uno de ellos, un tipo atormentado, incapaz de enfrentase a sus miedos pero capaz de reconducir su vida, una y otra vez, a través de una guitarra acústica y una voz de terciopelo adulcorado y desolador. Lo que es evidente es que no era uno más.


"Place to be" de Nick Drake

Hoy me ha dado por Drake, sí. Dentro del excelso Pink Moon se encuentra esta cancioncilla de menos de tres minutos y de más de un dolor de corazón. No es bueno pensar tanto, imaginar tanto, vivir tan poco. Dicen que no es bueno pero también puede ser que no sea cierto. Tal vez sea la única manera de vivir según para quién.








2 Comments:

Blogger David said...

Gracias por el link!

2:07 p. m.  
Blogger Miss DIY said...

Nick Drake...ay! Me hubiera gustado estar en la uni con el...por ejemplo...

Gracias por el recuerdo, y que tenga buen día!

10:06 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home